.

.

GRACIAS POR VISITARME !!!
GRACIAS POR VISITARME...!!!
.
..
...
..
.

"De tanto ver triunfar las insignificancias, de tanto ver prosperar la deshonra, de tanto ver crecer la injusticia, de tanto ver agigantase los poderes en las manos de los malos, el hombre llega a desanimarse de la virtud, a reírse de la honra, a tener vergüenza de ser honesto..."

Ruy Barbosa Escritor, jurista, político, diplomático. Nac.brasilero,1849-1923

.
..
...
..
.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Escalará el Iztaccíhuatl a ciegas......


En noviembre llegará a México el célebre alpinista estadunidense Erik Weihenmayer, quien a pesar de su ceguera cuenta entre sus hazañas el haber conquistado el Everest. Esta vez, su reto es escalar el Iztaccíhuatl junto a un grupo de alpinistas mexicanos también ciegos.

Dice el refranero popular español: “Al ciego no le aprovecha pintura, color, espejo ni figura”. Nada más equivocado, históricamente el trato que los ciegos han recibido por parte de la sociedad ha sido cuando menos de segregación y menosprecio. Sin embargo, si hablamos de Borges, John Milton, Helen Keller, James Joyce, Louis Braille, Homero, etc., quienes nacieron o se quedaron ciegos, basta con ver lo trascendente de su obra para darnos cuenta de que su discapacidad no fue impedimento para alcanzar el reconocimiento del mundo entero.

Los deportistas invidentes muestran que a pesar de las limitaciones pueden realizar pruebas e incluso verdaderas hazañas, que para el resto de las personas de por sí representarían un desafío poco menos que imposible: el belga Luc Costermans rompió el récord de velocidad en carretera alcanzando los 308.78 Km/h; en 2008 los mexicanos María del Carmen Márquez, Juan Carlos Vivian y Verónica Lizbeth Núñez, los tres ciegos, descendieron solos a rappel el Sótano de las Golondrinas, en San Luis Potosí, una cueva de 376 metros de profundidad, sostenidos únicamente de una cuerda.

Hablar de alpinismo es referirse a una de las actividades deportivas más peligrosas. Decir Everest es aludir a la montaña más alta del planeta con 8,848 metros sobre el nivel del mar; y escalarlo supone una de las más grandes hazañas que cualquier humano pueda realizar. Y el 25 de mayo de 2001 Erik Weihenmayer pasó a la historia como el primer alpinista ciego en conquistar la cima del Everest.

A sus 38 años, Weihenmayer no es un desconocido en el mundo del alpinismo, antes de ascender el Everest había realizado expediciones al McKinley (1995), el Kilimanjaro (1997) y el Aconcagua (1999).

Weihenmayer nació en el poblado de Golden, Colorado (EU) y quedó ciego a los 13 años a causa de una enfermedad degenerativa. Pero pese a su discapacidad, comenzó a realizar ascensos a montañas de la zona. El joven va a utilizar un par de bastones largos con los que barre el terreno que ha de recorrer, además de contar con la ayuda del doctor de Connecticut, Sherman Bull, quien ya había preparado al japonés Toshio Yamamoto antes de convertirse, a los 63 años, en el hombre más viejo en ascender al Everest.

“Basta con sentir la roca”

Erik habló desde la cima por teléfono satelital con el presidente de Estados Unidos, a fin de hacer conciencia sobre los problemas cotidianos a los que se enfrentan los ciegos; una motivación que sigue presente en cada una de sus escaladas.

De esta forma resume cómo es que se inició en el alpinismo: “Cuando quedé ciego supe que no sería el mejor jugador de fútbol”, dice sin ironía. Decidió entonces intentar con la equitación, el ciclismo y la navegación hasta que, durante un programa recreativo para niños ciegos, descubrió que escalando podría irle bien: “Era delgado y bastante fuerte. Además no necesitaba ver la roca, sino sentirla. Era como escanear la montaña con mis manos, mi cuerpo y mis pies. Desde que había quedado ciego, fue la primera vez que vi un sentido al futuro, porque si trabajaba duro podía ser bueno y escalar en un nivel alto”.

Erik no sólo practica deportes sino que también se ha dedicado a escribir, Touch the Top of the World (Tocando la cima del mundo), su primer libro, fue traducido a cinco idiomas, vendiendo más de 200 mil copias. Ha escrito además Climbing Blind (Escalando a ciegas) y The Adversity Advantage (La ventaja de la adversidad”), entre otros.

MILENIO.com

.

11 comentarios:

Ulysses dijo...

Cuando existe la voluntad, el ser humano es capaz de hacer cosa increíbles, aunque existan discapacidades

Saludos abue

Paco Alonso dijo...

La discapacidad no es disculpa, todo esta en la mente, en querer.
gracias por compartir

cálido abrazo

Rita dijo...

Se que se pueden hacer muchas cosas sin ver o viendo poco, pero leer esto me devuelve el ánimo, no sabes tu cuanto, me afecta mucho a nivel famliar, un beso amiga

mariajesusparadela dijo...

Supongo que es una forma de demostrarnos la propia valía. A todos los seres humanos nos encantan los retos y el placer de superarlos.

Alfonso dijo...

A mí me encanta la gente que se esfuerza, los ciegos saben mucho de ellos. Una vez le expliqué a un ciego como era el cielo con bolitas de papel. Se las disponía en una mesa formando las constelaciones y las estrellas eran las bolitas. Es increíble como aprenden :)

Abuela Ciber dijo...

Ulysses

Paco Alonso

Rita

María Jesús

Alfonso

Gracias por llegarse hasta acá.
Leí la noticia y me interioricé de la vida de este preciosos ser humano.
REcordando a su vez a un excompañero, que era realmente una hermosura tratar con él...VEIA LOS PARTIDOS DE FUTBOL, era increible, además te los comentaba luego!!!!!
Claro tenía una compañera espectacular!!!!!
No había luz en sus ojos pero el irradiaba la luz.

Gente así si que vale no????

Cariños

abuelotellez@gmail.com dijo...

Creo que si, con su voluntad, capacidad y su amor propio y un poquito de esa gracia que Dios le pueda dar llegará a escalar el "Iztaccíhuatl". Se lo merece por su empeño y coraje y como no estar ciego.
Abrazos abu.

Maria Laura dijo...

como me emocionan estas historias de vida es increible lo que se puede cuando se quiere y se tiene fe!!! me lo digo gritando asi lo recuerdo para mi tambien ... gracias Abu por mostrarnos esta historia y gracias obvio al protagonista te felicito escalador!!! que grande sos..
besote ...

estuve en b.a. poniendome las dracuvacunas por eso no escribi ;-)

Genín dijo...

Y digo yo amiga, en lugar de derivarnos desde un blog a este otro,¿No seria mas practico concentrarlo todo en uno?
Besos y salud

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Abue...

Un gran ejemplo para muchos que aún teniendo plenitud de facultades, nos dejamos derrotar por el más mínimo reto.

Todo es posible si realmente lo deseamos,

Abrazos.

Ivana Carina dijo...

Wow Abue!!!

Qué interesante y maravilloso post!!!

Erik Weihenmayer si que la tiene clara eso de: "Querer es poder", verdad?

Un besote y gracias por compartirlo!!